¡¡Nuestros amigos los remontes seguros!!

Los remontes mecánicos son los diferentes equipos de transporte que nos permiten subir las montañas de forma relajada de manera que nos permiten disfrutar de la bajada sin el esfuerzo de la subida. El momento del embarque y desembarque, así como nuestro comportamiento una vez subidos al remonte puede presentar peligros. Como cada tipo de remonte y los riesgos que puede presentar son diferentes, vamos a analizar cada uno por separado.

DSC_0155Los momentos más críticos en los remontes se producen en el momento de embarcar y desembarcar. En ambos momentos, si llevamos los esquís puestos, debemos prestar especial atención a llevarlos paralelos y en dejarlos deslizar. Cuando lleguemos a la zona de desembarque debemos salir de forma relajada y no tratar de frenar demasiado pronto, debemos dejarnos deslizar hasta zona despejada donde poder frenar sin obstáculos.

DSC_0176

TAPIZ: nuestro primer amigo

Cada vez están más extendidos este nuevo tipo de remonte mecánico. Hasta hace pocos años eran pocas las estaciones que contaban con remontes de este tipo pero cada vez están más extendidos. Suelen situarse en las zonas de menos pendientes de las estaciones y por ello son muy utilizados por esquiadores noveles que dan sus primeros pasos. Los tapices son cintas transportadoras instaladas cerca del suelo que están protegidas a los lados por una estructura metálica.

El esquiador debe ir de pie con los esquís paralelos. La velocidad que llevan es siempre la misma por lo que el primer momento crítico es en el momento de “subirnos”. Se puede producir un breve momento en el que las parte delantera de los esquís resbalan sobre la superficie del tapiz parece hasta que el peso del esquiador es suficiente como para que la cinta transportadora toma agarre y nos remonta. Por ello en este momento los movimientos debemos hacerlos con decisión y prestando especial atención a que nuestros esquís estén perfectamente paralelos. Es muy importante no subir muy cerca del esquiador que nos precede pues al llegar arriba y desembarcar, podríamos alcanzarle y atropellarle. Una vez subidos no debemos andar por la cinta (es muy habitual entre los niños), y prestar atención a los bastones para que no tropiecen o los apoyemos en el exterior de la cinta y nos desequilibren.

TELECUERDAS: Vestigio del pasado siglo

Cada vez quedan menos de este tipo de remontes pero todavía se ven en las zonas planas de las estaciones. Como artilugio mecánico son los más sencillos, sin embargo son los que más esfuerzo físico demandan. Antes de tomarlo debemos coger ambos bastones con una mano y llevar siempre los guantes puestos. Al igual que en las cintas no debemos pegarnos al esquiador que nos precede y darle suficiente espacio para maniobrar con seguridad en el momento de salir del telecuerda. Cuando vayamos a sujetarnos a la cuerda debemos tomar especial atención a llevar nuestros esquís paralelos y agarrar la cuerda con el codo flexionado para amortiguar con nuestro brazo el tirón de la cuerda al iniciar el traslado. Un buen truco es llevar algo de velocidad en el sentido de la marcha para reducir el tirón de la cuerda. Una vez en agarrados a la cuerda debemos relajarnos y mantener la posición como si estuviéramos haciendo un descenso directo.

SILLAS: Acomódate y descansa

 

Las sillas son los remontes más habituales. En la actualidad existen de velocidad fija o de velocidad variable, llamados desembragables, que facilitan el momento del embarque y desembarque. Cuando vamos a subir a una silla es necesario llevar los bastones en una mano, tener el cuerpo flexionado y estar casi sentado, los esquíes paralelos y prestar atención para tomar la silla en el sitio indicado por los carteles y por el personal de la estación. Si eres snowboarder deberás llevar suelto el pie de atrás. Es recomendable apoyar la mano libre de bastones en la silla que vamos a tomar para acelerarnos y que la silla nos “recoja” de forma más suave. Una vez sentados es muy importante bajar la barra de seguridad lo antes posible, estar bien sentado, con el culo pegado al respaldo y los esquíes o tabla apoyados en la barra inferior.

OLYMPUS DIGITAL CAMERANunca debemos olvidar que vamos a mucha altura del suelo por ello la barra de protección siempre debe permanecer bajada hasta que estemos muy cerca del desembarque, y debemos ir sentados con el culo pegado al respaldo olvidándonos de posiciones más propias del sillón de nuestra casa. 😛 Por supuesto es muy importante no balancear la silla, ni cambiarnos de asiento, llevar los esquís paralelos y con las puntas para arriba. Si llevamos mochila, quitarla de la espalda y ponerla encima de las piernas. Para subir y bajar la barra es muy recomendable ponerse de acuerdo con nuestros compañeros de viaje.

ARRASTRES: relájate subiendo

Los arrastres es otro de los remontes más habituales. Son la evolución de los telecuerdas. Actualmente consisten en un cable en altura al que le acoplan barras con platos que suelen parar al llegar a la base. Para subir hay que ir pendiente de llevar los esquís paralelos, el plato sujetándonos el trasero, las piernas flexionadas y el cuerpo relajado. Los bastones los llevaremos en una mano para poder coger la barra al subir y soltarla al abandonar el remonte. En el momento del embarque prestaremos atención a llevar los esquís paralelos y las piernas bien flexionadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Antes de subir por primera vez en un arrastre que nunca hemos tomado es muy recomendable comprobar el tirón que da al arrancar para adecuar nuestra flexión a la fuerza del arranque. Otro truco interesante si no tenemos ayuda del remontero, es poner el plato en el trasero y después utilizar los bastones para activar la célula activa el movimiento de la barra. Si el arrastre es para dos personas en forma de T, el truco para ir cómodos ambos esquiadores es juntar los hombros.

TELECABINA, TELEFÉRICOS y TRENES DE MONTAÑA

Estos remontes tiene la peculiaridad de que no subimos con los esquís puestos, sino que accedemos con ellos en la mano. Por ello debemos llevarlos en la mano (no en el hombro), y estaremos pendientes de no golpear a otras personas con ellos. Llevar cuidado al subir o bajar con no meter los pies entre remonte y anden. En algunos telecabinas los esquís y snowboard los embarcamos en el exterior de la cabina, así que es muy importante hacerlo de forma adecuada, siguiendo las indicaciones de los remonteros para así evitar riesgos de caída que podrían provocar un serio accidente en otros esquiadores.

¡¡¡¡NO TE OLVIDES EL FORFAIT EN CASA!!!!DSC_0186

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *