DSC_0152

ORIENTACIÓN ESQUIANDO

Nuestro amigo el mapa de pistas (siempre en el bolsillo)

IMG-20150322-WA0000Para orientarnos en el entorno de una estación de esquí debemos portar y saber utilizar el mapa de pistas que encontraremos en las taquillas y tener en cuenta el horario de remontes para no quedarnos “colgados” lejos de nuestro centro de operaciones.

Para utilizar el mapa debemos orientarlo adecuadamente. Los mapas tradicionales llevan una señal que podemos utilizar para conocer donde está el norte, pero en los mapas de pistas podemos utilizar los remontes para conocer dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos.

Todos los remontes están identificados con un nombre, por tanto si estamos en la parte inferior o en la estación superior sabremos donde estamos estudiando el mapa. Para utilizar el mapa es muy útil orientarlo hacia donde miramos, así nos será más fácil conocer hacia donde nos dirigimos.

DSC_0153

 

Balizas en pistas

Las balizas son las señales que instalan las estaciones en los laterales de las pistas y en las que nos fijamos para conocer la dificultad pues son de color verde, azul, rojo o negro. Bajando por pistas podemos orientarnos fijándonos en las balizas de los laterales. En la parte superior o inferior recogen el nombre de la pista por la que bajamos, en el centro tienen un número que podemos utilizar para saber lo que nos queda de pista hasta su final en caso de niebla, o para hacer indicaciones a los pisteros en caso de avisarles de algún incidente. Si consultamos el mapa de pistas, sabremos hacia donde nos llevan.

 

Orientación fuera de pistas

Antes de salir fuera de pistas es fundamental analizar por donde discurre el itinerario que pretendemos bajar. Debemos observar el terreno mientras subimos en los remontes y hacer varias bajadas por pistas para conocer la zona. En caso de duda nunca salir de los límites de las pistas ni aventurarnos donde las perdamos de vista. DSC_0025Durante esta observación tomar referencias de rocas, arboles, cimas, pistas, remontes, etcétera; para saber en cada momento por donde discurrirá nuestra bajada.

Cuando salgamos fuera de pistas nunca debemos seguir otras huellas pues nos puede llevar a algún peligro, a enriscarnos o alguna zona sin remontes desde la que nos sea imposible volver. Fuera de pistas debemos ser autónomos y conocer en cada momento donde estamos, la montaña es muy grande y si nos perdemos podemos pasar un mal momento.

En caso de duda no seguir bajando, sino ir haciendo ladera hasta que veamos una referencia que nos permita reorientarnos y seguir bajando con seguridad.

1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *