Esqui-seguridad-Niebla_bosque_Navacerrada

Tu seguridad esquiando: ¡¡¡Adáptate a las condiciones!!!

Para esquiar con seguridad y disfrutar plenamente de la experiencia del esquí, debemos adaptarnos continuamente a las condiciones que nos rodean en las pistas.

Debemos tener en cuenta no sólo la inclinación, ancho de la pista y obstáculos en ella, sino también las condiciones de la nieve, condiciones climatológicas y de visibilidad, e incluso la concurrencia de esquiadores; para adaptar la técnica y velocidad de forma que no pongamos en riesgo nuestra integridad ni la de otros deportistas con los que compartimos las pistas.

Esqui-Seguridad-Poca-gente_separacion

Es pavoroso ver por pistas a esquiadores que llevan demasiada velocidad para las condiciones existentes o la técnica que demuestran. La experiencia del esquí está llena de emociones, la velocidad es una de ellas, pero siempre debe ser la adecuada a nuestros recursos técnicos, condición física, las condiciones de la nieve y de visibilidad.

Os ofrecemos una serie de recomendaciones importantes:

  • Aunque es muy agradable esquiar en compañía, siempre debes llevar tu propio ritmo. Seguro que tus amigos te esperaran encantados.
  • Debes conocerte y llevar la velocidad a la que te encuentres cómodo. ¡¡Debes controlar los esquís, nunca ellos a ti!!.
  • Aprende a reconocer el estado de la nieve para adelantarte a las condiciones y adaptar tu velocidad al estado de la pista. ¡¡La nieve es tu amiga, juega con ella!! Antes de hacer bajadas más rápidas, haz alguna bajada de “reconocimiento” para conocer la existencia de obstáculos, placas de hielo, bañeras… Una misma pista presenta una dificultad mucho más alta si la nieve es dura, hay irregularidades, obstáculos o masificación.
  • ¡¡¡Respeta a otros esquiadores como te gusta que te respeten a ti!!! En sitios con masificación de esquiadores debemos ir a la velocidad adecuada para evitar colisiones y mantenernos separados de otros esquiadores para no desequilibrarles. Recuerda: el esquiador que se encuentra más abajo tiene la prioridad; el que está más alto en la pista es el que debe anticipar las trayectorias de los que tiene más abajo.
  • Si las condiciones de visibilidad no son buenas debes ir a la velocidad adecuada necesaria para detenerte de forma segura, dentro siempre de tu campo de visión. En caso de niebla densa, mantente cerca de los postes de señalización de las pistas para que te sirvan de balizas indicadoras de la dirección a seguir.
  • Conoce tu condición física y adapta tu velocidad a tu cansancio. Con la fatiga la respuesta ante estímulos es más lenta, por lo que la velocidad debe ser menor cuando estamos más cansados. ¡¡Un descanso a tiempo puede evitarnos un susto!!

Ski-Seguridad-Descanso

¡¡¡¡¡EL MEJOR ESQUIADOR ES EL QUE MEJOR SE ADAPTA A LAS CONDICIONES!!!!!

2 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *